Limpieza ECO en el hogar

Vida Eco sustentable - 23 de marzo de 2017

Hace unos meses me vi con mucha ansiedad vaciando potes y frascos de limpia vidrios, saca grasa para la cocina, limpia baño y limpia pisos.

Me daba muchos nervios hacer lo que estaba haciendo y a la vez no podía frenar.

Era un domingo a la noche y me había decidido a cambiar la limpieza de mi hogar.

Llevaba rumiándolo mas de 3 años. Tenía en mi mesa de luz la Guía de limpieza natural de Zulema (Rehue) y Camila (8 estaciones). En el 2013 me la habían recomendado y recién ahora me ponía en acción.

Tiré los productos que tenía en uso porque mientras los tuviese en casa nunca iba a hacer el cambio.

Y me puse a preparar los nuevos ayudantes de limpieza.

En media hora había acabado….de prepararlos, de enfrascarlos y de etiquetarlos…!

 

Lo más impactante a la vista: la canasta que decía “Limpieza” y contenía los productos de limpieza me quedaba enorme. Pude reemplazarla por otra 4 veces más chica, y liberar tanto espacio en ese estante!

Lo más impactante en mi interior: esa ansiedad que me acompañaba, que me daba tantos nervios. Creo que lo que sentía eran los años de “indoctrinación” vividos, los años de publicidades del señor musculoso que venía a dejar la casa limpia, de la rejilla novedosa que bailaba al compás de la limpieza, todos esos productos que prometían que la casa quede libre de suciedad y libre de gérmenes y las mujeres con tiempo de pintarse las uñas. Si si, claro…

 

En 2013 no me había animado. Pero ahora sí. Y la diferencia fueron varias cosas:

 

  • El año en que menos se enfermaron mis hijas fue cuando la mayor entró en un jardín de infantes donde se descalzaba apenas entraba y se sacaba el suéter. Si, aún en invierno, y sus maestras lo festejaban. Yo temblaba de pensar en los resfríos y gripes, pero la verdad es que se enfermó mucho menos que el año anterior, cuando yo abusaba de los abrigos y el alcohol en gel.
  • Mi ángel de la guarda (quien cuidaba a mi hija menor por las mañanas y me ayudaba con las tareas de limpieza) se quedó embarazada. No pude permitir exponerla a los tóxicos de los productos de los que tanto había escuchado hablar. En mis embarazos siempre me proponía cambiar a productos más naturales, pero necesité que fuera otra quien estuviese embarazada…¿por qué seremos así?
  • Escuché sobre muchos niños que habían sido mal diagnosticados de autistas y que tras una dieta descontaminante habían logrado conectarse con el mundo y integrarse en una escolaridad plena en algunos casos. Eso, sin ir más lejos me dejó atónita: seguramente algún mal a nosotros nos hacían estos productos.
  • Desde que mi primer hija empezó a gatear temí que se tomara los productos de limpieza, y por más que los puse arriba de un estante, siempre había alguno dando vueltas x ahí. Especialmente cuando limpiamos la casa. Y leí que en caso de tomarse algunos de los productos de limpieza naturales no pasaría nada, ya que son todas cosas que usamos a diario para comer! (vinagre blanco y bicarbonato de sodio).

 

Así que decidí pasar a ser la “loca hippie” (que es mucho mas simpático que la “la loca del alcohol en gel” ) y poder ahorrarme unos cuantos pesos en el camino y simplificarme la vida en el supermercado.

Y ahora que han pasado unos meses puedo decir que nuestra casa está muy limpia, ni yo ni nadie notó alguna diferencia negativa.

Por otro lado mis listas de compras se simplificaron bastante, así como también el peso de las compras que acarreo (dato no menor, sobretodo que tengo que subir algunos pisos x escalera). Y lo más interesante es que muchos a mi alrededor se han interesado por estos productos y me han pedido las recetas. Por lo que ahora les voy a pasar las proporciones de los productos que estoy usando, y algunos links de blogeras que explican muchas cosas más y proponen muchas ideas.

 

Por último: quiero confesar que uno de mis mayores miedos era que mi Ángel de la guarda (quien me ayuda con la limpieza) no quisiera trabajar más en mi casa, y me mandase a la mismísima $%#&* por loca. Pero ante mi gran sorpresa: está encantada!!!!!!!! Tanto que cambió los productos en su casa también 😉

 

Ahora sí, manos a la obra: hacé click acá para ir a las recetas.

 

Lucila, mamá de Tita y Kika

 

Limpieza ECO del hogar  - Marmotin Blog , Vida eco sustentable

Limpieza ECO del hogar – Marmotin Blog , Vida eco sustentable