Mamá trabaja

Voces de madres - 20 de diciembre de 2016

Intentar ser madre y ser emprendedora al mismo tiempo…lleva tiempo.

Decidí probar un nuevo rumbo en mi vida laboral cuando nació mi segunda hija.

Me pedí una licencia en mi trabajo de profesora que me sacaba de casa a las 7 am para volver a las 14:30, y que me sentía imposibilitada de llegar a casa si algo pasaba. Habiendo de 30 minutos a 1 hora de viaje entre casa y el trabajo, solo pensar que tenía que volver corriendo si “algo” pasara me estresaba.

(Además de que con dos en casa ya no tenía taaaanta paciencia para los 25 pibes dentro del aula).

Me asocié a una extranjera que volvía a su país natal y dejaba un emprendimiento de 3 años en el rubro de los niños, y así me convertí en emprendedora en casi de un día para el otro.

Busqué una oficina a 4 cuadras de mi casa, y organicé mis horarios de manera tal que de 9 a 15:30 pudiese estar en el trabajo, pero con la posibilidad de llegar en 10 minutos si “algo” pasara.

Me pasé el verano al borde del ataque de pánico, tratando de ajustarme a esta nueva vida, aceptando que ya no tendría 2 meses de vacaciones, y acomodándome a los horarios de las niñeras y empleadas que me ayudaban en casa para poder partir.

Difícil era ver el horizonte, la luz.

Hoy, mas acomodada, y pasando la adaptación de la mayor en el jardín, me amigo mas conmigo misma y puedo entender por qué tomé esta decisión.

Aunque … todavía me asalta muchas veces el ¿por qué???????????????

Y así comienza este Blog, entre mi vuelta al cigarrillo y a comer como adolescente (poco, malo, barato y corriendo), tratando de volver a encontrar “el camino”…

 

Lucila, mamá de Ema y Antonia

Ilustraciones: Mariana Traverso

Facebook: mt.art

Instagram: mariana_traverso

marianatraverso1978@gmail.com